objetivos autoridades convenios contacto e-mail agregar a favoritos
   
 
TALLERES DE INVESTIGACIÓN PARTICIPATIVA
"Seguridad Vial y Comportamiento Urbano"

El pasado miércoles 23 de septiembre se llevó a cabo el primer encuentro enfocado en las problemáticas relacionadas con la inseguridad vial y el comportamiento urbano. Éste fue organizado por el CEPPSAL y contó con el auspicio de la Academia Nacional de Medicina, la Asociación de Médicos Municipales y la Dirección de Capacitación del Ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El Dr. Marcelo Schelotto, miembro del CEPPSAL, estuvo a cargo de la coordinación del taller, mientras que el Dr. Jorge Neira, el Director General de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y la Dra. en Educación Graciela Frigerio condujeron las exposiciones. Asimismo, representantes de tres áreas sustantivas del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires — Dirección de Regiones, Dirección de Emergencias (SAME) y Dirección de Capacitación —participaron del encuentro. Es interesante mencionar que, mediante la realización de talleres planificados en los diferentes efectores de salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, un grupo de coordinadores de la Dirección de Capacitación, participantes de la actividad hoy desarrollada, serán a partir de ahora las diseminadoras de la temática en cuestión en el resto del equipo de salud.

El encuentro fue abierto por el Dr. Neira, quien destacó que, a pesar de no contar con registros confiables, las estadísticas analizadas por su grupo de trabajo muestran que del 100% de las lesiones ocasionadas por la violencia, el 50% fueron producto de causas denominadas no intencionale s y que, de éstas, el 50% (es decir, el 25% del total), están vinculadas con causas directas o indirectas relacionadas con la colisión vehicular. De esta manera, Neira instaló en la agenda de la mesa de trabajo la obligación de repensar la situación y designar las cosas por su nombre, haciendo énfasis en la propuesta de reemplazar la palabra accidente , como una imagen colectiva ajena a cualquier tipo de control y prevención, por el término colisión vehicular , que implica la idea de “hay mucho por hacer en acciones preventivas y correctivas”. Por otro lado, enfatiz ó que el trauma debe ser considerado como una enfermedad, ya que posee una causa, signos y síntomas específicos (traumatismos sectoriales), además de una lesión anatómica definida, que no son sino factores aceptados hoy internacionalmente.

A su turno, el Sr. Alejandro Morreale, Director General de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, destacó las acciones legislativas que a nivel jurisdiccional vienen desarrollándose, mostrando la importancia y la relevancia de dicha problemática en la agenda pública. El impacto de esta cuestión no se observa sólo en referencia a las políticas vinculadas con la seguridad vial focalizadas en los conductores vehiculares, sino también en aquellas relacionadas con la conducta de los peatones. En su disertación abordó también el tema costo/gastos, directos e indirectos, manifestando así que en Argentina se estima un gasto del 1% del PBI en el financiamiento de las consecuencias del daño a la salud —en definitiva, daño a la vida—que resultan del marco de la inseguridad vial.

La Dra. Graciela Frigerio, destacó la necesidad de entender este problema como un fenómeno inmerso en la violencia social. De igual manera, remarcó lo apremiante de no limitar la mirada solamente al comportamiento individual como reactivo, a partir de lo cual resulta imprescindible comprender que este epifenómeno forma parte de una realidad más amplia y compleja. En esta realidad la expresión de los individuos refleja las posibilidades del sujeto en el entorno social actual y en su historia vivencial y transcendental, delimitando no sólo la conducta del individuo sino también las responsabilidades del estado y los gobiernos. Esto último denota la necesidad de formular políticas no focalizadas y de plantear y planear acciones integrales, con el fin de obtener respuestas y resultados exitosos. En este marco, acto seguido, propuso la frase la pulsión de muerte está presente , como una forma de poner en evidencia la expectativa individual y colectiva respecto de la percepción del riesgo y las conductas consecuentes.

Con ocasión del intercambio de conocimientos y aportes, surgió un tema central y esencial vinculado con la percepción del riesgo por parte del individuo y de la sociedad. Como ejemplo, fue citada la reciente reacción colectiva ante la epidemia de Gripe A (N1H1): ya en julio de 2009 (unos 45 días aproximadamente de declarado el alerta epidemiológico en Argentina) se habían producido unas 100 muertes atribuibles a dicha enfermedad, generando una suerte de “caos colectivo”; en el mismo período, 3000 muertes habían tenido lugar, ligadas a causas vinculadas con el trauma —vale destacar que éstas se siguen produciendo en la misma escala. Este recuento verídico evidencia que la percepción del riesgo ante los hechos frecuentes y corrientes disminuye hasta desaparecer, a causa del adormecimiento de la mirada colectiva por la habitualidad, independientemente de la gravedad real de los hechos. De este mismo análisis surgió que las víctimas (enfermos, heridos y/o muertos) relacionadas con la violencia vial no se limitan a conductores y pasajeros, sino que también se trata, en gran medida, de peatones. Por otra parte, se destacó que un lesionado no sólo significa un “enfermo y/o un discapacitado”, sino que genera, además, cambios profundos en la estructura familiar y en las economías productivas de una comunidad y de una sociedad.

Como resultado, se acordó entre todos los actores presentes la confección de una agenda de trabajo coordinada por el CEPPSAL en conjunto con el grupo de expertos, a fin de articular las acciones que permitan en el corto plazo replicar este taller participativo en las cuatro regiones sanitarias de la CABA. Serán convocados los directivos e integrantes de los Centros de Gestión y Participación contenidos en las áreas programáticas de las regiones, con la intención de continuar con el desarrollo de estas actividades en el seno de las comunidades vinculadas.

De esta manera el CEPPSAL abre un espacio para la investigación socio-sanitaria y promueve la participación activa de todos los actores sociales involucrados, estimulando la escucha activa y relevando las necesidades reales de la demanda, cumpliendo así con su misión institucional.